miércoles, 20 de noviembre de 2013

Los datos que mueven los mercados


El mercado, y los humanos que lo manejan, es a veces muy caprichoso, y un dato malo se lo toma bien, uno bueno, mal; uno que apenas se tiene en cuenta de repente es muy importante y otro que siempre había sido de referencia pasa desapercibido. En cualquier caso, creo que no está de más un poco de pedagogía sobre qué indica cada dato y si es positivo o negativo su incremento en la situación actual. Hoy nos ocuparemos de los procedentes de los EUA, de los que he seleccionado 10 ordenándolos por el orden en el que suelen aparecer cada mes, dejando para el final el PIB que es trimestral:
  • ISM: La asociación ISM publica durante la primera semana de cada mes un índice basado en la realización de estudios destinados a los gestores de compras de las empresas, que son las personas encargadas de comprar y vender todo aquello que una compañía necesita. El ISM está compuesto de más de 48.000 miembros y la encuesta se hace preguntando a más de 400 industrias cada mes con objeto de saber cómo va la marcha de la economía americana. Se considera una encuesta muy representativa de la economía del país. El más importante es el no manufacturero (servicios) en contraposición al ISM manufacturero (referente a la industria).
    Como curiosidad, los miembros de la Asociación Nacional de Gestores de Compra cambiaron en mayo de 2001 su nombre por el de Institute for Supply Management, es por eso que este índice antes conocido como NAPM pasó a denominarse ISM en 2002.
    Un dato alto es bueno para la economía.
  • Dato de empleo mensual: La tasa de desempleo representa el número de desempleados como porcentaje de la fuerza laboral. Y la “La variación de empleo no agrícola” mide la diferencia respecto al mes anterior del número de trabajadores en el total de la industria.
    Los datos se obtienen de dos encuestas de empleo diferentes: “the household survey” y “the establishment or payroll survey” lo que hace muy difícil su predicción y además abre muchas dudas acerca de determinadas manipulaciones que el Departamento de Trabajo no suele explicar con demasiado convencimiento ya que hay muchos prestigiosos analistas que se quejan de ellas.
    Junto a este dato se publica la tasa de variación interanual de ganancias medias salariales, que mide el crecimiento medio de los sueldos en el sector no agrícola, dato que sirve para medir las presiones inflacionistas que pudieran proceder de los salarios.
    Un dato bajo en la tasa de desempleo y uno alto de creación de empleo es bueno para la economía.
  • Dato de ventas al por menor: Son publicados por el Departamento de Comercio de EEUU. Estos datos son un avance, realizado a través de una pequeña parte del total de la muestra de ventas al por menor. La mayor aportación de esta encuesta reside en que es un indicador muy fiable de la evolución del consumo privado de los norteamericanos.
    La encuesta genera dos datos:
    • Los datos de ventas al por menor de bienes duraderos. Este dato indica cómo evoluciona el consumo de aquellos bienes cuya vida útil es superior a un año, como puede ser el mobiliario, la compra de una casa o la compra de un automóvil. Esta clase de bienes depende en gran medida de la evolución de los tipos de interés y del acceso al crédito ya que su compra implica normalmente un endeudamiento.
    • Los datos de ventas al por menor de bienes no duraderos. Reflejan la compra de productos que implican un desembolso mucho menor.
      Un dato alto es bueno para la economía
  • IPC: El IPC americano mide la variación en los precios que ha experimentado una cesta de bienes y servicios representativa del hábito de consumo de los americanos. Para el cálculo de la tasa subyacente se extraen de la cesta de bienes los considerados como más volátiles: alimentos y energía.
    Como curiosidad, añado que La Oficina de Estadísticas Laborales publica el IPC para dos grupos de población: CPI for Urban Wage Earners and Clerical Workers (CPI-W), el cual abarca, aproximadamente, al 32% de la población y el CPI for All Urban Consumers (CPI-U), que representa, aproximadamente, el 87% de la población y que incluye, además de los asalariados (Wage Earners) y de los oficinistas (Clerical Workers), a grupos como profesionales, autónomos, trabajadores técnicos, trabajadores de corta duración, desempleados, jubilados y otros que no se encuentran dentro de la categoría de fuerza laboral.
    Normalmente, un bajo IPC es bueno para la economía pero ante el miedo a la deflación ya no es así.
  • Producción Industrial/Capacidad de Utilización: La producción industrial americana recoge cual ha sido la evolución del sector industrial en EEUU. Recoge información sobre la producción en los sectores de minería, manufacturas, electricidad, gas y suministro de agua. Todas estas industrias representan alrededor del 40% del total de la economía. La evolución de este indicador es muy significativa de cara a estimar cuál puede ser el comportamiento futuro del crecimiento real del PIB.
    Junto con los datos de producción también se publica una estimación de la capacidad de utilización, que mide hasta qué grado se está utilizando el capital en la producción de bienes.
    Un dato alto es positivo para la economía.
  • Dato de confianza de la Universidad de Michigan: Su nombre lo dice todo, como es interesante conocer el nivel de optimismo que las familias tienen sobre sus ingresos reales futuros, ya que esto influirá sobre el gasto en consumo de los hogares, se incluyó este estudio mensual en las actividades de investigación de la Universidad de Michigan. Los participantes responden a un cuestionario en el que se hace referencia a su situación económica personal, condiciones empresariales y expectativas de compra de bienes duraderos.
    Un dato alto es bueno para las expectativas económicas.
  • Leading Indicators: En español, el índice de indicadores económicos adelantados, se compone de 10 series de datos representativas de la situación económica de los Estados Unidos, está diseñado por la Conference Board para predecir los puntos de inflexión en la actividad económica. Su utilidad reside en que, históricamente, es una muy buena herramienta para predecir cambios en el ciclo pues se adelanta a la economía real.
    Como regla general, los puntos de inflexión en la economía se encuentran señalados mediante tres cambios consecutivos del indicador en la misma dirección, aunque históricamente no siempre ha sido así. Una debilidad pronunciada en este índice es necesaria, pero no suficiente, para anticipar una recesión en la economía americana. Es por eso que no suele ser un dato muy seguido por los operadores. Los datos son mensuales y se presentan en base 1996 = 100.
    Un dato alto es positivo para la economía.
  • Gastos e ingresos personales: El ingreso personal determina la propensión a gastar de los consumidores y su componente más importante son los salarios, tanto públicos como privados – suponen el 60%- y es lo que más determina el plan de gasto a corto plazo. Otros componentes de menor importancia son: otros ingresos de carácter laboral, ingresos de propietarios, ingresos por intereses y dividendos e ingresos por rentas. Al relacionar los ingresos con los gastos también se deduce la tasa de ahorro.
    Un dato alto es bueno para la economía mientras no haya tensiones inflacionistas.
  • Confianza del consumidor: Este estudio está realizado sobre una muestra de 5000 familias y tiene en cuenta las condiciones económicas, sus previsiones laborales y los planes de consumo que han previsto. Es sólo una encuesta pero está demostrado que los estudios sobre la confianza del consumidor hacen que se puedan predecir comportamientos económicos: Cuanto más optimistas sean los consumidores, más dinero gastarán. Esto eleva el gasto del consumidor y la producción económica.
    Por supuesto, el dato de la confianza en bienes de consumo duraderos tales como Casas o coches, los principales conductores del ciclo económico, es el más importante.
    Un dato alto es bueno para las expectativas económicas.
  • PIB: El PIB real, o ajustado de la inflación, es la medida del nivel de producción y gasto de la economía americana y es trimestral.
    Hay cuatro componentes principales que se incluyen en las cuentas del PIB: el consumo, la inversión, el gasto público y las exportaciones e importaciones.
    • El principal componente del PIB es el consumo privado, que en EEUU supone más del 60% del PIB total. Éste se divide en consumo de bienes duraderos (15%), no duraderos (31%) y servicios (54%).
    • La inversión representa alrededor del 15% del PIB total y se divide principalmente en inversión residencial y no residencial.
    • El gasto público representa alrededor de un 36% del total del PIB
    • En cuanto al sector exterior, las exportaciones se añaden al PIB mientras que las importaciones se restan del mismo.
      Un dato alto es positivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario