Otro problema de los tipos negativos


Hace unas semanas un consejero delegado de un banco español mentó a la bicha e insinuó que llegará un momento en que los bancos cobrarán a los depositantes por tener su dinero. Esto es lo típico que hace unos años parecía ciencia ficción pero ahora, tras años de tipos de interés negativos, ya no lo es. La culpa no es de los bancos españoles (como no la es de los suizos que fueron los primeros en aplicarlo) sino de los bancos centrales que son los que cobran por el exceso de liquidez depositado en ellos. No es posible que una entidad de ahorro operativa no tenga liquidez de sobra y si por esa liquidez BCE le cobra, al final trasladará ese coste al cliente. Hasta ahora lo han hecho con mayores comisiones porque es comercialmente más apropiado que cobrar a alguien porque le deje depositado su dinero pero llega un momento en el que la realidad se impone.

Muchos han dicho que esto provocará que la gente en vez de en el banco, guarde sus ahorros bajo el colchón. Puede ser pero aparte de que eso ya podía haber pasado antes porque ha habido años de muy baja inflación y muy altas comisiones bancarias y no ha ocurrido, es muy poco práctico. Todos cobramos por banco, domiciliamos en él nuestras facturas. pagamos con tarjetas vinculadas a nuestras cuentas, los pagos en efectivo están limitados, incluso para ingresar en el banco lo que hemos guardado antes en el colchón y de repente necesitamos depositado en nuestra entidad financiera para hacer un pago grande de lo que sea vamos a tener problemas… Está todo calculado. Y si al final el dinero físico desaparece, entonces podrán cobrarnos lo que quieran porque no tendremos alternativa. El problema de los monopolios es ese. Reproduzco algo que conté ya hace un par de años AQUÍ:

“¿por qué ingresar dinero en una entidad financiera perdiendo intereses si lo puedes tener bajo el colchón? Pero si el dinero físico desaparece, ¿qué obstáculo habría para que BCE por ejemplo ponga los tipos de interés oficiales en el -2%?Sí, las hipotecas serán muy baratas pero pensarlo por un momento: a todos no costaría dinero ahorrar, nuestras únicas opciones serían o gastar o invertir en activos que nos proporcionen una rentabilidad, aunque sea negativa, no tan baja. Es decir, sería muy normal, y muy beneficioso para los estados, que los propios ciudadanos compráramos la deuda que emiten al ¿-1%?(…) ¿Por qué el banco central no va a acabar siendo un títere de los estados para que éstos puedan endeudarse cuanto quieran a los tipos de interés que les interesen más? Al fin y al cabo, es la tendencia de los últimos años… No sé a vosotros pero a mi ese futuro me da miedo.”

Precisamente los furibundos ataques de Trump contra la FED por no bajar más los tipos o el despido del gobernador del banco central turco por no hacer lo que quería Erdogan… van en esa línea. La independencia de los bancos centrales está en entredicho, el modelo chino y japonés se va imponiendo y al final puede que la política monetaria sirva más a intereses políticos que monetarios, y los bancos centrales funcionen como una secretaría de estado dependiente del ministro de Hacienda. Los tipos negativos no hacen más que reforzar eso porque quien más puede ganar con ello es el gobierno de turno que se financia cobrando pasta e ingresa más vía impuestos porque se reducirá el ahorro y aumentará el consumo y la inversión… 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las 100 personas más ricas del mundo según Forbes