sábado, 21 de septiembre de 2013

Por qué no me gusta el Dow Jones como índice de referencia

Más de una vez he comentado lo tramposo que resulta hablar de los índices bursátiles en el plazo largo, entre otras cosas porque cada cierto tiempo van variando sus componentes y siempre para mejor ya que los valores que salen son los de peor comportamiento (Terra, Prisa, más recientemente Bankia en el caso del Ibex…) que son sustituidos por los de mejor, lo que ayuda a mantener la “revalorización media” eliminando a los menos rentables.
Esto se hizo patente este viernes en el Dow Jones ya que salieron 3 valores (Bank of America, HP y Alcoa) y entraron 3 (Goldman, Visa y Nike) lo que supone cambiar el 10% del índice ya que lo forman 30 empresas.
Rentabilidad de las 3 que salen los últimos 5 años: HP -54%, Bank of América -60% y Alcoa -63% frente a una revalorización de las 3 que entran de Goldman +22%, Nike +105%, y Visa +212%.
Pero es que además en mi opinión es absurdo que se siga dando tanta importancia al índice Dow Jones en el que faltan empresas líderes como Google o Apple y en el que el peso en el índice no está motivado por la capitalización bursátil sino por el precio de cotización lo que convierte a IBM –la más cara de las que cotizan en él- en la compañía más importante. Esa preponderancia del precio sobre el valor es la que ha motivado la salida de Bank of América –un banco bastante más grande tanto por valor en bolsa como por empleados- en beneficio de Goldman Sachs demostrando que no es la representatividad de la economía USA lo que busca este índice.
Por eso yo siempre hablo del S&P500 y pocas veces del Dow Jones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario