jueves, 18 de octubre de 2012

Las intenciones no cuentan en el tema Rescate


Es evidente que Alemania quiere proteger las inversiones alemanas en el sur de Europa y no es inocente como nadie es inocente (por supuesto tampoco España y mucho menos su sistema financiero) pero hay que hacer números.

Los bancos alemanes tienen menos del 15% de toda la deuda pública española, a Alemania le resultaría aparentemente mucho más barato no prestar dinero ni a Grecia, ni a Italia ni a Portugal ni a Irlanda ni a Chipre ni a España y simplemente ayudar directamente a sus bancos que se vieran afectados por las suspensiones de pagos (que también afectarían y mucho a la banca francesa y también a la inglesa por cierto). De hecho, en Alemania eso lo defienden varios economistas. Evidentemente no lo hace porque una suspensión de pagos de varios países de la €zona supondría el final de la €zona y al final el coste sería mayor o al menos eso creen, pero es evidente que todo son intereses económicos, no se hace por solidaridad ni por amor a Europa.

Pero precisamente por eso, debemos ser conscientes que si gracias a lo que nos prestan –por el eogismo alemán o por lo que sea, poco importan las intenciones- no suspende pagos España, significa que el 65% de deuda que tienen bancos y particulares españoles se paga y eso es especialmente importante para nuestra economía y porque nuestra Seguridad Social está invertida en deuda pública española, y eso son nuestras pensiones…

Así que siendo pragmáticos, hay 2 opciones: o aceptamos el dinero que nos prestan con las condiciones que nos ponen (y se intenta negociar que sean las mejores aprovechando que Italia está en una situación similar y juntos somos más grandes que Alemania) o no lo aceptamos, el por qué nos lo prestan importa poco, la cuestión es que hay que decidir si preferimos no suspender pagos de momento y ganar tiempo o suspender pagos ya.

Por desgracia, no hay otra opción. Y ese es el debate.

1 comentario: