Entradas

El curioso origen del monopoly

Imagen
Elizabeth Magie inventó a comienzos del siglo XX un juego de mesa titulado “el juego del terrateniente”. Lo patentó en 1904 con la idea de demostrar con él las injusticias del sistema capitalista de entonces. Contrariamente a lo que algunos proclaman de la actualidad, la desigualdad entonces sí que era extrema entre unos muy pocos ricos y una enorme mayoría muy pobre. En este juego el jugador podía comprar propiedades y cobraba tasas pero, a su vez, el resto de jugadores cobraban un pequeño porcentaje de éstas. El juego acababa cuando el jugador que empezó con menos ingresos, lograba duplicar su patrimonio.

Tanto el diseño como el objetivo del juego no fueron del agrado del fabricante Parker Brothers que rechazó comprarlo en 1906. No obstante, se siguió jugando en algunas ciudades del este de los Estados Unidos si bien, al no ser un producto comercial, la gente iba variando las normas.

Casi 30 años después, un vendedor en paro llamado Charles Darrow, jugó a una versión del “juego del …

Famosos que generan más ingresos.... vivos y muertos

Imagen

¿Ha hecho techo el mercado global de smartphones?

Imagen

¿Están las cámaras digitales siguiendo el mismo camino de las tradicionales?

Imagen

Las ciudades con más atascos del mundo

Imagen

El wahtsapp de las paparruchas

Según las estadísticas de Reuters en España el 36% de la población se informa de las noticias por whatsapp (contra por ejemplo un 11% en Alemania) y el whatsapp es un vehículo para las informaciones falsas y/o deformadas enorme. En twitter o Facebook alguien puede convencer con datos al que cuelga alguna paparrucha y éste tiene la opción de borrarla. Eso no pasa en el whatsapp. Una vez enviado, aunque alguien te convenza de que tu envío es mentira, no es posible controlar los reenvíos que el resto de tus contactos han hecho. No es difícil detectar y denunciar las mentiras de un político pero ¿cómo hacerlo con miles de anónimos? No nos hacen falta hackers rusos, hay mucha gente inventándose cosas y muchísima más que, la mayoría con la mejor de las voluntades, esparce la paparrucha por todas partes. Esto no es nuevo pero la tecnología lo ha hecho más fácil. Además, los ciberpaparrucheros cada vez se lo curran más: imágenes trucadas, audios inventados, referencias a documentos que simula…

Cada vez menos insectos

Imagen